Errores involuntarios al organizar una boda

Hola queridos novios y novias, luego de varias semanas de reorganización para iniciar el año con toda la energía que se merecen, elegí como primer tema algo que he visto mucho en todo este tiempo: el “avance” que realizan las parejas en la organización de su boda sin la asesoría correspondiente, poniendo en riesgo su presupuesto y la elección de sus proveedores.

Por eso he reunido los errores involuntarios que se repiten con más frecuencia:

– No definir el número real de sus invitados: Este punto va más allá de decir: Mi boda será para “X” cantidad de invitados. Junto a tu novio o novia, tómense el tiempo de hacer su lista de invitados, considerando a las personas que realmente quieren que sean parte de un día tan importante; incluso de ser el caso, a aquellas personas que tendrías que invitar por “consideración”.

– Creer que no necesitas a un experto en bodas: Si han decidido realizar una celebración de su boda, lo recomendable es que cuenten con un experto en bodas, llámese organizador, wedding planner o productor, para que los asesore, guíe y por sobretodo optimice su tiempo y dinero, logrando que esta etapa llena de emociones, sea de disfrute para ustedes. Así que te recomiendo que antes de empezar a contratar proveedores, evalúes contar con un experto en bodas que tenga el conocimiento y la experiencia; pero sobre todo con quien hagan mucha empatía pues será la persona que los acompañará durante todo el proceso de planificación de su boda.

– No tener una lista de prioridades: Cada persona y por supuesto cada pareja es diferente. Conversa con tu novio o novia y definan qué es lo más importante para ustedes el día de su boda, pregúntate a qué le quieres dar más énfasis. Puede ser la decoración, la música, la comida, el vestido y traje, etc. Esto ayudará muchísimo a hacer una óptima distribución del presupuesto según sus prioridades, pues nadie mejor que ustedes para saber qué es lo que quieren para ese día y lo que desean transmitir.

– No fijar un presupuesto: Si aún no han contratado la asesoría de un experto, les ayudará consultar montos referenciales a amigos que se han casado en los últimos 18 meses, recuerden que son referenciales porque cada pareja tiene prioridades diferentes. Algo que siempre les digo a las parejas es: probablemente no sepas cuánto cuesta la boda que quieres, pero algo que sí pueden saber es cuánto están dispuestos a invertir para hacerlo realidad. Conversen, asesórense y determínenlo.

– No tener un orden de contratación de proveedores: Por más increíble que les parezca he conocido a varias parejas que han contratado primero a proveedores de autos, invitaciones u hora loca antes de siquiera saber dónde y/o cómo será su boda, o lo que es peor sin saber el presupuesto destinado a la boda y si los montos de los contratos van de acuerdo a ello. Y es allí donde la labor de un verdadero experto en bodas entra en acción.

Realmente espero que estos tips les ayuden en la planificación de su boda. Si crees que este post le puede interesar a algún amigo o amiga compártelo para así llegar a más personas.

Con cariño, Susana.

11 meses ago

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *