Rutina de belleza básica para el rostro

Hoy quiero hablarles de un tema que no siempre es tocado en la preparación de nuestra boda, sin embargo, considero es de mucha importancia, no sólo en tu etapa de novia, sino para toda mujer que quiera verse y sentirse radiante y saludable.

El rostro es la parte de nuestro cuerpo más expuesta a factores externos dañinos, como los rayos del sol y la contaminación, sumados al estrés, mala alimentación, falta de descanso, etc.

Les contaré sobre las dos rutinas que recomiendo. Particularmente lo hago todos los días, desde hace un poco más de 4 meses y los resultados se han ido notando gradualmente, tanto que mi esposo a veces me pide que le aplique algunos productos.

En el día, luego de lavar tu rostro y cuello con agua, debes:

  1. Retira las impurezas que aún nos queda con agua micelar, si bien últimamente ha tomado gran importancia en el cuidado facial, no es nuevo, es un producto suave y refrescante que ayuda a eliminar impurezas y grasas que difícilmente salen con el lavado. Se aplica con un pedazo de algodón por todo el rostro. También ayuda a desmaquillar.
  2. Aplica tonificador con suaves masajes circulares o toques. Es un producto que equilibra el PH de tu piel, cierra los poros, refresca la piel, revitaliza y rejuvenece los tejidos, incluso ayuda a eliminar los restos de maquillaje que aún podrían quedar y prepara tu piel para los siguientes pasos, eso sí espera que seque.
  3. Luego de unos minutos, aplica el hidratante, también desde la base del cuello. Es súper importante que sea un hidratante facial y no corporal, pues la piel de nuestro rostro tiene diferentes necesidades además de ser más delgada. El aplicarte una crema hidratante facial según tu tipo de piel te permitirá nutrirla llegando a tus células y tejidos, además de crear una barrera protectora que evita la acumulación de residuos y favorecer la elasticidad de tu piel.
  4. Aplica el protector solar de tu preferencia, replicándolo cada 2 horas, te dejo dos recomendaciones para elegir el tuyo: primero que sea de amplio espectro, es decir contra los rayos UVA y UVB, y segundo que como mínimo el factor de protección solar (SPF) sea de 30. Luego de estos pasos puedes maquillarte.

Mínimo una vez a la semana, dependiendo del tipo de tu piel, exfolia tu rostro. Te puedes ayudar con una brocha para exfoliación, antes del paso 2.

Exfoliar tu rostro, limpiará profundamente tu cutis, eliminando células muertas e impurezas y brindará luminosidad. Hay muchas recetas caseras que te pueden ayudar a exfoliar naturalmente tu rostro.

Para la noche, repite la rutina agregando como paso previo, desmaquillarte, luego continuar con el paso 1, 2 y 3, pero variando el hidratante fácil de noche y sumado el descansar profundamente.

Recuerda que la constancia es la clave para lograr los beneficios esperados.

Espero que te haya ayudado a despejar algunas dudas, pero lo más importante es tomar la decisión de empezar a cuidar tu piel. Créeme que si yo puedo, cualquiera puede hacerlo 😊

Con mucho cariño, Susana.

(*)Las fotos son de los productos que yo uso a diario. Si gustas puedes usar el de tu preferencia.

 

1 año ago

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *